No todos los tesoros son de plata y oro, amigos... Sin duda, de los mejores piratas de los que hayáis podido oído hablar. Pero habréis oído hablar de mí... FRAN PALARROW. Si no dejas supervivientes... ¿esas historias quién demonios las cuenta?